Frente a los violentos incidentes protagonizados por algunos sujetos encapuchados que destruyeron infraestructura pública y privada en Viña del Mar, la alcaldesa Virginia Reginato manifestó su profundo repudio y condenó estos hechos que alteraron el orden público, especialmente en el concurrido sector de la plaza O’Higgins y alrededores.

Los incidentes, que incluyeron saqueos al comercio local, se registraron tras una masiva marcha. En este sentido, la jefa comunal afirmó que “es legítimo que las personas expresen sus ideas y que esto se haga en forma pacífica, pero es inaceptable la delincuencia encubierta de tantos encapuchados quienes hoy están destruyendo nuestras ciudades y la nación. Hemos visto actuar a la delincuencia y ésta debe ser tratada como tal”, subrayó.

 

En tal sentido, la alcaldesa enfatizó que “la ciudadanía tiene todo el derecho a manifestarse, pero, insisto, pacíficamente, pero otra cosa es la delincuencia que se aprovecha de estas circunstancias y comete actos que derechamente son delitos que perjudican a nuestros vecinos y a nuestra ciudad”.

 

De acuerdo con un catastro inicial, los hechos ocurridos este lunes redundaron en la destrucción de mobiliario urbano público, señalética, contenedores de basura, cámaras de seguridad e infraestructura municipal, como las rejas del Palacio Carrasco ubicado en Avenida Libertad que fueron arrancadas. Asimismo hubo destrucción en las vías producto de la instalación de barricadas.

Los vecinos también fueron afectados a raíz de la quema de tres vehículos particulares, a lo que se suma el daño al comercio local debido al saqueo y destrucción de diversas tiendas en el sector del Mall Marina, sucursales bancarias, supermercados, automotoras, farmacias, así como tiendas de retail en el Plaza Sucre.

Junto con reiterar su rechazo frente a estos violentos hechos, la jefa comunal hizo un llamado a los viñamarinos a “cuidar nuestra ciudad, la que nos hemos esforzado por transformar en un hogar para las familias que queremos vivir y trabajar en paz”.