Ante las violentas situaciones registradas en Viña del Mar este fin de semana, que fue escenario de protestas que lamentablemente terminaron en actos vandálicos, la alcaldesa Virginia Reginato reiteró su enérgico rechazo ante “estos graves hechos generados por delincuentes”.

“Como alcaldesa condeno la violencia, venga de donde venga”, afirmó tajante la autoridad comunal, quien recordó que hace una semana envió un oficio al Ministro del Interior y Seguridad Pública, al intendente regional, al gobernador provincial y al jefe de la Quinta Zona de Carabineros, “advirtiendo el caos que se venía para que tomaran las medidas necesarias con el fin de resguardar el Orden Público en Viña del Mar”, dijo.

Por eso, “ahora exijo a las autoridades que cumplan con su deber y que tomen las medidas en tiempo y forma”, subrayó.

Al mismo tiempo, la jefa comunal instruyó, al igual que en estos 25 días de movilización, a todo el equipo de Operaciones y Servicios, despejar y limpiar -lo más rápido posible- los sectores afectados por los desmanes. Es así que durante toda la noche del domingo y madrugada de este lunes, los funcionarios trabajaron retirando los escombros de la vía pública para garantizar esta mañana el libre tránsito.

La alcaldesa Virginia Reginato puntualizó que “ya no es tiempo de hablar, sino que de actuar”, afirmando que “mi deber es mantener la ciudad funcionando para que las familias viñamarinas puedan moverse libremente por Viña del Mar”.