Durante la jornada del día lunes, alumnos de establecimientos educacionales de Villa Alemana se manifestaron desde pasadas las 08:30 de la mañana en diversos puntos de la comuna, en apoyo a las demandas en educación que resurgen en la denominada crisis social.

Alrededor de 300 alumnos se reunieron en tres puntos del centro de la comuna, para luego comenzaron un despliegue por diversos colegios, a fin de buscar más adherentes a sus manifestaciones, generando desmanes menores en alguno de ellos, siendo el más afectado el colegio Nacional sede Santa Ana.

El balance que realizó el alcalde José Sabat, indicó que, “hemos tenido a un grupo de más o menos unos 300 alumnos de enseñanza media de distintos colegios, manifestándose en el centro, sin mayores alteraciones que no fuera el tránsito. Grupos de estudiantes en diferentes arterias de la ciudad, por calle Buenos Aires, Santiago y Av. Valparaíso. Luego, en el transcurso de la mañana, este grupo pasó por diversos colegios, intentando que otros alumnos se sumaran a la marcha, en apoyo a la Educación, donde sí se originaron algunos problemas, siendo el más afectado el colegio Nacional en su sede Santa Ana”.

Respecto a los desórdenes ocasionados, los cuales fueron viralizados rápidamente por redes sociales, Sabat precisó que, “acá lo importante es recalcar que la comuna tiene más de 50 colegios y que los eventos han ocurrido más menos en cuatro o cinco, por tanto, tenemos que evitar generar psicosis en los apoderados, porque no le hace bien a nadie. Hoy era el día de los secundarios, ya existe una especie de parrilla programática de cómo se van a llevar a cabo estas manifestaciones y hoy fue el turno de los estudiantes y mañana ya será otra cosa”.

La máxima autoridad hizo el llamado a mantener la calma y a no estigmatizar a los estudiantes, “no podemos sobredimensionar, porque no estamos hablando de vándalos o delincuentes, son nuestros alumnos, son jóvenes que sólo están repitiendo conductas de otros y en eso quiero detenerme. Hay que poner ojo en quién está detrás de todo esto, movilizando a los chicos, porque al final las consecuencias son para ellos y no para quienes tienen evidentemente intereses políticos, por lo menos en Villa Alemana. Yo los invito a que los padres y apoderados mantengan la calma, que los niños sepan hacerlo con altura de miras, si ven destrozos, retírense de ellos, porque seguramente entre ustedes, más de alguno querrá aprovecharse para delinquir”.